Menu Blog
  • 12 Jul 2018
  • 115
Vivienda Joven: El Creciente Mercado Hipotecario De Los Millennials

Los jóvenes que nacieron entre 1981 y el año 2000 (aproximadamente), son mejor conocidos como millennials porque vivieron la transición al nuevo milenio durante su adolescencia. Se dice que son complicados, exigentes y arrogantes. Quieren administrarse a sí mismos y no estar ‘encadenados’ a un sitio mucho tiempo. 

Por esta descripción, antes se pensaba que los millennials preferían invertir en viajes y diversión, pero no tanto en comprar una casa; o que favorecían rentar para vivir en lugares bien ubicados a comprar un departamento. Hoy, la realidad es distinta. 

Los jóvenes sí están dispuestos a invertir en créditos hipotecarios. Buscan lugares céntricos, cercanos a su empleo, con acceso a centros comerciales, recreación y espacios de esparcimiento. Pero ¿tienen las herramientas necesarias? ¿El panorama es correcto para ellos? 

¿Rentar o comprar? Esa es la cuestión

Decidir entre comprar o rentar depende de tu flujo de efectivo, tu capacidad de ahorro, estilo y planes personales. Por ejemplo, rentar le conviene a los millennials porque cambian de empleo constantemente — en promedio, no pasan más de 2 o 3 años en un trabajo —, y les permite ahorrar en mantenimiento, escrituración e impuestos. 

Claro, una hipoteca es más cara que una renta — adquieres un crédito de 15 a 20 años, y la mensualidad se divide en abono a capital y pago de intereses —… pero rentar también tiene desventajas: no consolidas tu patrimonio, estás a merced de las alzas en alquiler o las renovaciones de contrato, y quizá te exijan un aval. Además, la plusvalía de una casa comprada, hoy, puede aumentar su valor tres o cuatro veces en 5 años. 

La encuesta Mas allá de los ladrillos. El significado del hogar, elaborada por HSBC, destaca que 94 % de los jóvenes que rentan o viven con sus padres quieren comprar su propio inmueble en los próximos 5 años; y que actualmente sólo el 46 % son dueños de su casa. Otros obstáculos son:

  • 66 % de los encuestados por HSBC carecen de fondos suficientes para un enganche.
  • 34 % adquirirán una propiedad distinta a la que quieren. 
  • 8 % tienen un presupuesto exacto en mente para comprar. 
  • 54 % de los que compraron una vivienda en los últimos años pagaron más de lo que planearon. 

 

Afortunadamente, sus opciones para lograrlo están mejorando. La Comisión Nacional de Vivienda (Conavi) registra que, al cierre del primer bimestre del 2018, casi 3 de cada 10 créditos hipotecarios se otorgaron a millennials; y su participación en este mercado creció del 16 al 26 % entre 2013 y 2018. 

El crecimiento en su demanda se debe a que, ahora, esta generación tiene mayores facilidades para solicitar créditos del Infonavit, Fovissste o de otras opciones bancarias. También se adaptan a vivir en hogares más pequeños, pues no tienen hijos, viven solos o con su pareja.

 

¿Cuándo y cómo?

Como ves, el panorama hipotecario para los millennials es cada vez mejor. Aquí te compartimos algunas opciones para que inicies la búsqueda de tu vivienda: 

  • Brókeres hipotecarios. Son intermediarios entre el comprador y la institución financiera. Se encargan de explicar opciones para elegir la mejor, e iniciar el proceso de trámites. 

 

  • Autofinanciamiento. Es un sistema basado en la integración de grupos que aportan una cuota mensual a un fideicomiso común, administrado por un tercero. Se dirige a quienes no pueden comprobar sus ingresos, no tienen un historial crediticio, o no quieren que las tasas de interés en el mercado afecten sus posibilidades de compra.

 

  • Crédito hipotecario. Lo puedes obtener de un banco, o en conjunto con otra institución, como el Infonavit. Es más barato que un crédito personal porque la garantía de pago será el inmueble. Además, los bancos cuentan con asesores que apoyan a los jóvenes en el proceso de compra. 

 

Asimismo, la Comisión Nacional para la Defensa y Protección de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) ofrece un simulador de crédito hipotecario para conocer las mejores opciones de crédito. 

Los millennials pueden recordar los siguientes puntos para mejorar sus posibilidades de adquirir una vivienda: 

  • Estabilidad. Ve la posibilidad de permanecer en un puesto para obtener el crédito, y aprovechar la solvencia que te puede ofrecer un empleo que te afilie al IMSS. 

 

  • Historia. Paga tus créditos a tiempo, y si puedes, se un ‘totalero’ (pagar el total de tu deuda), para que tu buen historial inspire confianza. 

 

  • Madruga. Planea temprano para que tu compra sea más rápida. Piensa en el enganche y busca una hipoteca competitiva, para que tu préstamo sea viable. Ahorra por lo menos 10 % del valor de tu inmueble (más los trámites de escrituración); la cantidad inicial que puedas pagar reducirá los intereses, te ofrecerá mejor precio y mensualidades accesibles. 

 

  • Investiga y compara. Observa si la zona donde vivirás tiene lo que necesitas, y si la casa o el departamento está en buen estado. No vayas por la primera opción asequible, sino por la mejor. 

 

  • Excede precios. Tu presupuesto debería sobrepasar el precio de la casa/departamento. Considera los ‘extra’ que transformarán el inmueble en un hogar (muebles, decoraciones, etc.) e inclúyelas en tu ahorro. 

 

  • Largo plazo. Considera todo tu panorama financiero. La hipoteca es parte de tu patrimonio, busca el préstamo que satisfaga tu situación y lo que necesitas. Consulta a un asesor financiero que te pueda guiar en el tema.

 

  • Tiempo. Que tu crédito no sobrepase 30 % de tu ingreso y que ronde los 15 años para balancear interés y precio. 

 

  • Sacrifica. Una ida al cine o a un bar por semana quizá represente 30 % de tus ahorros mensuales para la casa. Mejor recortar esa clase de gastos e inviértelos al futuro. Sé creativo para reunir el capital suficiente para comprar. 

 

Ya está, mucha suerte con la búsqueda y obtención de tu crédito para obtener tu vivienda. Recuerda que en Tierra y Armonía creamos desarrollos que superan expectativas, para cumplir tu sueño de tener tu propio hogar. 

 

Con apoyo de El financiero, Expansión, Alto Nivel y Forbes.

Dejanos tu opinion
comentarios (0)