Menu Blog
  • 06 Jul 2018
  • 122
Vive Small

A veces, el mejor camino es rentar, sobre todo si cambias constantemente de empleo, o si quieres enfocar tu patrimonio en construir un negocio sólido. Además, una hipoteca es más cara, ahorras en mantenimiento, escrituración e impuestos. Pero rentar tiene desventajas: no construyes patrimonio, dependes de las alzas de alquiler y de las renovaciones de contrato (entre otras molestias). 

Es cada vez más difícil que busquen invertir su dinero en compromisos como pagos de hipoteca. Además, Credimejora — portal para elegir, analizar y contratar créditos hipotecarios en línea — estima que apenas la mitad de los mexicanos entre 25 y 30 años son aptos para calificar a un crédito hipotecario, en el plazo tradicional (de 15 a 20 años). Pero esto no significa que no quieran contar con un espacio seguro, suyo, para vivir. 

Comprar una casa tiene muchas ventajas, sobre todo si quieres asegurar tu patrimonio y el de tu familia; pero ¿qué tal si, por ahora, quieres vivir solo, o nada más con tu pareja? Entonces, quizá no te haga falta un cuarto extra, una sala de televisión ni un desayunador en la cocina. 

Para que no desperdicies espacio, mejor piensa en small living. Esta es una tendencia que cobra cada vez más fuerza entre las nuevas generaciones, debido a la falta de ingresos económicos suficientes, al momento de comprar inmuebles más amplios. Además, si quieres reducir por mucho la deuda de tu crédito hipotecario, vivir small y adquirir una tiny house — desde 33 hasta 46 metros cuadrados — o departamento será una mejor opción para ti. 

A continuación te compartimos los puntos que debes considerar, si te gustaría vivir en un espacio a tu medida. 

  • Experimenta. Si dudas en adoptar este nuevo estilo de vida, prueba con opciones accesibles para sentir de qué se trata. Puedes buscar algunas ofertas en Airbnb que te ofrezcan este tipo de arquitectura, para ver si te gustan, o prefieres más cuartos para la sala, el comedor y el estudio.

 

  • Investiga. Small Living es una tendencia creciente… en Europa y Estados Unidos. Ya existen algunos espacios en México, pero las tiny houses todavía no están en voga. Por eso, busca inmobiliarias dispuestas a realizar el proyecto, con experiencia de construcción de estructuras multifuncionales, o que ya ofrezcan espacios similares. 

 

  • Ahorra. Este año, las rentas de casa habitación aumentarán entre 5 y 8%. A la larga, estos aumentos pueden superar el costo de invertir en una tiny house, y del terreno donde quieras construirla.

 

  • Economiza. No invertirás tanto en luz, aire acondicionado ni en calefacción como en una casa promedio. Aparte, no tendrás más de dos habitaciones por amueblar, ni tampoco necesitarás invertir mucho en construcción ni en mantenimiento. Así puedes ahorrar tu dinero para un auto nuevo, viajes, deudas o el enganche para comprar una propiedad más grande. 

 

  • Si quieres, ¡diseña! Una casa pequeña se construye con métodos convencionales, reduciendo el tamaño; pero también puedes crear tu tiny house en cualquier espacio pequeño. Incluso, muchas personas en el mundo deciden, diseñan y construyen sus propias mini casas — observando los requisitos fiscales, legales y de construcción necesarios —, o inspirarse en diseños compartidos. Por ejemplo, El portal tinyhousedesign ofrece varios planos y otros recursos para que puedas crear la tiny house a tu medida. 

 

Ya lo tienes. Enlista tus prioridades de vivienda y confirma si una tiny house y el estilo small living te ofrecen lo que necesitas para vivir con comodidad. Opta por un espacio más pequeño y súmate a la tendencia. Será un patrimonio pequeño, pero será tuyo. 


Con apoyo de forbes.com.mx, tinyhousedesign.com,elfinanciero.com.mx y bbc.com 

Dejanos tu opinion
comentarios (0)