Menu Blog
  • 29 Jun 2018
  • 86
Tips Para Reducir El Estrés Laboral

El estrés que te genera el trabajo tiene importantes implicaciones fisiológicas y emocionales. Sobre todo estas últimas se harán más visibles a corto plazo: estamos más sensibles a todo lo que nos rodea. Pero no te preocupes, hay formas de combatirlo. Sigue estos consejos:

Hacer ejercicios de respiración, tener aceites esenciales en tu espacio de trabajo o levantarte de tu asiento cada dos horas son algunas acciones que le permiten al cuerpo reajustarse a lo largo del día. Además de estos pequeños tips te pueden servir estas acciones: 

1. Identifica la causa de tu estrés

Este es el primer paso y el más importante, ya que una vez sepas qué situaciones laborales te causan estrés y cómo respondes a ellas, más fácil será combatirlo.

Trata de tener un diario o bloc de notas donde diariamente anotes tus pensamientos, sentimientos, las informaciones sobre tu alrededor incluyendo personas y circunstancias, cómo te sientes física y mentalmente e igualmente cómo reaccionas ante las distintas situaciones. Eso te permitirá identificar qué situaciones te crean estrés y cómo reaccionas ante ellas.

 

2. Crea un horario equilibrado

Sabemos que es difícil mantener un horario equilibrado porque los eventos no planeados están a la orden del día. Sin embargo, si planeas la semana completa desde el domingo anterior en tu agenda, puedes bloquear espacios de tiempo que te permitan controlar mejor cuándo tienes juntas, el tiempo para tu familia, el tiempo para ti, etc. 

En la medida de lo posible trata de ajustar tus tiempos a los horarios establecidos. Puedes organizarte por colores, incluso para distribuir mejor y anticipadamente lo que tienes que hacer durante toda la semana.

 

3. Planea descansos regulares

Lo dice el refrán: a veces hay que pararse para seguir caminando. Así que asegúrate de tomar descansos cortos durante el día para despejar tu mente de las tareas pendientes y así alejar el estrés.

Cada tanto aléjate de tu escritorio, masajea tus hombros y cuello, estírate, da unos pasos, toma un poco de agua, sal a la calle y respira aire fresco, habla con alguien con quien te guste hablar, tómate unos minutos para meditar… ¡Lo que sea! Pero pon pausa cada tanto, porque te ayudará a relajarte, alejar el estrés y ser más productivo.

 

4. Organiza tu espacio de trabajo

Si tu alrededor es un caos, ¿cómo no va a serlo tu mente?

Es cierto que ya sea como emprendedor o freelancer, tienes la libertad de trabajar desde donde quieras, pero eso no significa que no tengas que tener un espacio de trabajo ordenado y que te ayude a ser más creativo y productivo.

¿Sabías que tu lugar de trabajo puede ayudarte a alejar el estrés mientras rindes más? 

 

5. Prioriza tareas

Haz una lista de las tareas que tienes por hacer día a día y ordénalas por importancia: primero los elementos de alta prioridad, después los de prioridad media, por último los de baja importancia. Y si tienes algo desagradable que hacer, hazlo en primer lugar: el resto del día será más agradable.

Eso sí, no sobrecargues tu día: es mejor poco y bien, que mucho y mal.

 

6. ¡Divide! Muchas veces, menos es más

Lo habrás escuchado más de una vez: “divide y vencerás”. Y es cierto, también cuando hablamos de trabajo.

Muchas veces, no importa si eres emprendedor o freelancer, seguramente te habrás estresado al ver un proyecto grande y concebirlo como “un todo”. Eso es un error que probablemente te hará sentir estresado.

Si un proyecto grande te parece abrumador, divídelo en pequeñas partes, milestones o hitos. Céntrate en un solo paso a la vez en lugar de tomarlo como un todo y te saldrá todo mejor, al mismo tiempo que sientes como el estrés laboral se marcha.

 

7. Mira bien lo que comes

¿Sabías que hay alimentos que pueden hacer que te sientas estresado? Para que eso no ocurra intenta mantener una dieta equilibrada: tener los niveles de azúcar bajos puede causar ansiedad, estrés e irritación, mientras que comer abundantemente y seguido, así como tomar demasiada comida grasosa puede hacerte sentir cansado y fatigado.

Apuesta por hacer comidas pequeñas pero frecuentes; eso te ayudará a tener los niveles de azúcar en sangre equilibrados, te aportará energía y concentración, e igualmente evitará los cambios de humor como consecuencia del estrés.

 

8. ¡Muévete!

No es ningún secreto: el ejercicio físico es un potente calmante del estrés, aunque ejercitarte sea lo último que te apetezca hacer.

Así que resérvate al menos 30 minutos al día para salir a caminar, correr, nadar, practicar tu deporte favorito, hacer yoga o para ir al gimnasio… ¡Notarás la diferencia!

Y es que está demostrado que el ejercicio aeróbico no solamente aumenta el ritmo cardíaco y te hace sudar, sino que además levanta el ánimo, aumenta la energía, mejora el enfoque y relaja la mente y el cuerpo.

 

9. Duerme lo suficiente

Descansar las horas necesarias es fundamental para tener una vida laboral alejada del estrés. Cuando duermes las horas necesarias es mucho más fácil mantener el equilibrio a lo largo del día y hacer frente al estrés, así que trata de mejorar la calidad de tu sueño dejando el trabajo en la oficina, así también dándole a tu noche las horas de sueño que tu mente y tu cuerpo necesitan para funcionar al 100%.

 

Con apoyo de www.workana.com

Dejanos tu opinion
comentarios (0)