Menu Blog
  • 14 Feb 2019
  • 174
Siembra tu jardín pequeño

Un hogar no está completo sin plantas, esa vida verde que abrillanta y purifica el espacio. Entonces, si te falta un jardín, parecería que tu casa no tiene uno de sus brazos; es un lugar de plenitud, calma y paz que no puedes ignorar. 

Si te preocupa no tener el área suficiente para crear un jardín digno de tu hogar, ¡no te preocupes! Preparamos varios tips que te ayudarán a crear el área verde ideal para ti, en un espacio reducido. 

Uso y diseño

El diseño de jardines es un acto esencial en la construcción de una residencia. Gracias al conjunto armónico entre árboles, piedras y pasto se puede crear un espacio que complemente la atmósfera del hogar.

En general, los jardines pueden ser exteriores o interiores, y cada uno tiene sus beneficios: 

  • Exterior. Está en contacto directo con el clima y es ideal para generar un ambiente fresco. Recuperan el contacto de la ciudad con la naturaleza y son ideales para disfrazar imperfecciones en los muros (si es necesario). 

 

  • Interior. También se les llama "jardín de invierno". Tienen la ventaja de que permiten un mantenimiento más sencillo, pues están protegidos del viento y el exceso de sol. 

jardín interior

Al considerar el diseño de tu jardín, también tienes que pensar en el uso que vas a darle. Eso delimitará los materiales que necesitas para construirlo, el estilo y la decoración ideal. Por ejemplo, puedes crear un jardín de lectura y descanso en un balcón o la terraza pequeña. Éste puede ostentar plantas pequeñas, adornos de pared, sillas o almohadas de piso. 

Aparte, ¿te gustaría un estilo tradicional o moderno? El primero busca el respeto por la naturaleza, favorece muchas plantas y los colores cafés. Sólo hay que mesurar la decoración, pues el exceso puede recaer en un estilo barroco, que no es ideal en jardines pequeños. 

En contraste, los jardines modernos buscan simpleza y equilibrio. Son discretos, pero complementan muy bien la composición de la casa; además, son ideales para darle vida a esos sitios reducidos que rompen con la armonía del hogar.

 

Ubicación y elementos

Un jardín pequeño requiere una decoración medida; es decir, necesitas colocar elementos bien justificados, que sean bonitos y que aporten un beneficio claro al espacio: muebles, adornos, rocas, iluminación, fuentes de agua, etc. Todos los elementos del jardín pequeño deben tener un propósito claro. 

Esta selección también dependerá del lugar donde coloques tu jardín; por ejemplo: 

  • Si quieres aprovechar tus muros, puedes crear un jardín vertical. Es una tendencia muy popular, ya que favorece plantas pequeñas y crea la ilusión de más espacio. 

jardín vertical

  • Un jardín en la entrada es ideal para recibir a las visitas y tapar los desperfectos que se forman por los daños ambientales o de uso. 

jardín interior en la entrada

 

  • Para combinar espacios, puedes fusionar una terraza con elementos verdes para crear un área de descanso natural. Eso sería un patio-jardín para tus tardes de relajación.

patio-jardín

 

  • Las áreas más difíciles de ocupar en una casa son las esquinas, así que como última alternativa estaña los jardines pequeños esquineros.

jardín esquinero pequeño

 

En cualquiera de estas opciones, la organización es clave para lograr la sinergia entre decoración y espacio. Elige dónde irán plantas, guijarros y muebles para que nada se vea saturado. Tampoco ignores la luz artificial, porque la necesitarás de noche para que tu jardín pequeño demuestre que tiene las dimensiones adecuadas.  

 

Si un área pequeña tiene mucha luz natural (y un poco de artificial), suelo de tierra y acceso a una fuente de riego, ese lugar es un candidato excelente para tu jardín pequeño. Recuerda, no necesitas que tenga un diseño tan elaborado para que complemente la personalidad de tu casa. 

¿Por qué no instalas un pequeño jardín en tu desarrollo Tierra y Armonía? Nuestra mayor recompensa es la satisfacción que nos expresas al momento de vivir la experiencia que creamos para ti.

Dejanos tu opinion
comentarios (0)