Menu Blog
  • 28 Mar 2019
  • 161
¿Puedes ampliar tu casa?

¿Tu casa ya es muy pequeña para cubrir tus necesidades? ¿Qué tal si la amplías? Esa no es una decisión fácil ni sencilla, pero también es viable, si tu hogar tiene lo necesario, desde el inicio. 

 

Antes de empezar, considera: ¿no sería más sencillo mudarte a un nuevo desarrollo? A veces, es más económico invertir en una casa nueva, a largo plazo. En otras ocasiones, la ampliación del espacio puede ser la opción ideal para mejorar tu calidad de vida. 

Legalidad, ante todo. 

Crear una obra menor, como un baño extra, es relativamente simple. Una ampliación extensa es otra cosa. Requiere un proyecto, arquitectura y hasta una licencia de obra. En otras palabras, si quieres un piso nuevo, hay que invertir en logística e infraestructura. 

Para ver si tienes lo necesario, ¿por qué no analizas los factores que facilitarían ese proyecto de ampliación? Empecemos por la parte normativa, que puedes consultar con las instancias correspondientes: 

  • Edificabilidad – La relación entre los metros cuadrados de suelo y los del techo que se pueden llegar a construir.
  • Retranqueos – La distancia mínima que una construcción debe tener, con respecto a los bordes de la parcela.
  • Ocupación – El porcentaje máximo de suelo que puede ocupar la edificación dentro de su parcela. Es un dato relevante cuando se quiere crear un nuevo edificio, anexo al que ya existe. 
  • Pisos y altura máxima – La mayoría de las normativas urbanísticas establecen la altura máxima que una casa o edificio pueden alcanzar. También establecen el número de pisos permitidos para construir. 


¿Por dónde empezar? 

Si estás decidido a crear esa ampliación, hazlo paso por paso. Primero, conoce la normativa, consigue los permisos necesarios y contacta a un profesional para que diseñe la obra. Los arquitectos comprobarán que la ampliación sea viable y te ayudarán a organizar todos los trámites necesarios para iniciar el trabajo. 

Es muy importante que no ignores estos pasos, pues una construcción o ampliación ilegal puede ocasionarte las siguientes sanciones: 

  • Legalizar. Si no tienes la licencia, pero puedes conseguirla, sólo tienes que legalizar la ampliación, con un arquitecto que asuma el proyecto. Claro, tienes que pagar sus servicios y los trámites legales, pero serán costos pequeños, comparados con las otras consecuencias.  

 

  • Multas. Si no hay forma de legalizar tu ampliación, y no causa ningún problema en el edificio, la parcela o a los vecinos, deberás pagar una multa de compensación por edificar la obra fuera de la ley. 

 

  • Demolición. ¿Qué pasa si una ampliación sí causa problemas, o no cumple con los estándares de seguridad en construcción? Se puede exigir la demolición completa de la obra. Son casos extremos, que casi siempre pueden resolverse con el pago de una multa, pero siempre es bueno evitar el peor escenario posible. 

 

Ya lo tienes, considera estos datos si quieres hacer una ampliación en tu desarrollo Tierra y Armonía. Nuestra mayor recompensa es la satisfacción que expresas al momento de vivir en uno de los espacios que diseñamos para ti. 

Dejanos tu opinion
comentarios (0)