Menu Blog
  • 02 Nov 2018
  • 39
DIY (Do It Yourself) – Composta casera

La nueva realidad para el mundo y sus familias es disminuir los consumos de agua, gas y electricidad para preservar el medio ambiente. Por fortuna, existen muchas formas para reducir la contaminación e incrementar la sostenibilidad desde el hogar. 

¿Qué te parecería empezar por hacer tu propia composta desde casa? Suena complicado, pero es más sencillo de lo que piensas. Aquí te decimos cómo crear esa composta para tener alimentos sanos en tu jardín, en una casa libre de alimañas. 

 

La composta no es más que materia orgánica que proviene de plantas, flores y restos alimenticios. Ésta se descompone con agua y oxígeno; insectos como lombrices o escarabajos; y algunos hongos y bacterias. 

En papel, no es una combinación apetecible, pero el resultado (la propia composta), de color café oscuro, puede usarse en la tierra de tu jardín para que las plantas retengan más humedad y nutrientes. ¿El resultado? Un patio, o huerto, más fuerte, resistente, y sano. 

Ahora más que nunca es necesario crear estas soluciones, porque la basura orgánica incrementa la incidencia de alergias, pues estos desechos producen gases dañinos para el sistema respiratorio. Y también promueven plagas como ratas, moscas y cucarachas… que nadie quiere tener en su casa. 

Por eso, crear una buena cultura del reciclaje reduce la contaminación y protege a tu familia. Es muy sencillo, no necesitas equipo especializado, y es gratis porque sólo reciclarás la basura orgánica. 

Materiales

1. Busca un recipiente para hacer la composta, o compra uno que esté diseñado para eso. La ventaja es que el proceso será más rápido y efectivo. Ahí podrás combinar todos los componentes: 

 

2. Los materiales verdes le dan el oxígeno a la composta. Son desechos de frutas, vegetales, hierbas, bolsas de té, residuos de café, arroz cocido y cáscaras de huevo limpias. No incluyas restos de carne, queso ni verduras preparadas con aceite. 

 

3. Los materiales cafés aportan nitrógeno. Son hojas secas, o en su defecto, tiras de papel y heno. Pero deja fuera los papeles brillantes o de color. Mejor usa los periódicos viejos para no desperdiciar esas hojas.

 

4. La tierra neutra brinda los microorganismos necesarios para descomponer la composta. Son hojas secas, flores, pasto y hierbas cortadas. La cantidad puede ir desde un puñado hasta una pala; eso dependerá del tamaño de tu contenedor.  

Conoce más aquí

 

El proceso

1. Coloca el depósito de la composta en un sitio al que no le falte luz ni sombra. Demasiado sol requiere demasiado riego; y demasiada sombra retrasa la descomposición.

 

2. Coloca la primera capa: materiales cafés; la segunda capa serían los materiales verdes.  Calcula una parte verde por dos cafés, porque demasiado verde produce malos olores. 

 

3. La tierra neutra es el componente final; después riega la mezcla un poco para que aparezcan los microorganismos que descompondrán la composta. 

 

4. Repite el paso dos para finalizar con una capa café, y siempre mantén la humedad. Vas por buen camino si la composta semeja una esponja exprimida. No dejes que se seque y riégala cuando sea necesario. 

 

5. Una semana después, deberías tener una composta caliente. Ahora es momento de mezclar las capas y voltear la mezcla, una vez por semana. 

 

Dependiendo de la cantidad de ingredientes, las condiciones de clima y humedad, la composta estará lista alrededor de dos meses o un año. Si la volteas con frecuencia, el proceso se acelera.

Checa el video siguiente. 

 

Algunas de las ventajas que obtendrás al crear tu propia composta son las siguientes: 

  • Regresar nutrientes a la tierra y evitar el desgaste del suelo, provocado por las lluvias.
  • Retener la humedad en el suelo. 
  • Reducir el volumen de desechos orgánicos.
  • Crear un antibiótico contra microorganismos.

 

Ya lo tienes, aplica esta práctica en el jardín de tu desarrollo Tierra y Armonía. Nuestra mayor recompensa es la satisfacción que nos expresas al momento de vivir en los espacios que diseñamos para ti.

Dejanos tu opinion
comentarios (0)