Menu Blog
  • 28 Feb 2019
  • 158
Diseña tu propia cava

La bodega de vino Areni-1 (en Armenia) tiene 6,100 años de antigüedad; es la más vieja del mundo. Así de antigua es la relación del vino con la humanidad. Si quieres, puedes construir tu cava personal y tener una pequeña parte de ese pasado, en tu desarrollo Tierra y Armonía. 

 

La cava no es más que un espacio específico, que almacena y preserva botellas (o barricas, en el caso de los productores) de vino. Puede ser una bodega o estantería donde se ordenan los vinos tintos, blancos, rosados, espumosos y fortificados.

Si te encanta el vino, y disfrutas degustar todos sus aromas secretos. ¿Por qué no crear una cava en tu casa? Sólo necesitas buscar el lugar más adecuado para montar esas bebidas, que puedes disfrutar con tus amigos y colegas. Aquí te decimos lo que necesitas saber: 

Objetivo y espacio

El gran diferenciador de tu cava será el uso que quieras darle: puedes tener un espacio de colección y maduración, que después podrás catar; o un lugar para colocar las botellas que beberás en ocasiones especiales. 

Si ya definiste la cuestión anterior, puedes elegir el espacio ideal. No tiene por qué ser un sótano; basta un closet o pasillo, y hasta el espacio desocupado bajo las escaleras. Lo más importante es que ese lugar sea fresco, esté bien ventilado y no reciba vibraciones (para preservar la calidad del vino)

Una cuestión de gusto, que puede influir en tu elección del espacio, es cómo quieres guardar el vino. Hay muebles para cavas que pueden albergar a las botellas en su caja de origen, pero lo esencial es acomodarlas de forma horizontal. De esta forma, el vino entra en contacto directo con el corcho; eso evita la oxidación y resequedad… el eventual sabor avinagrado. 

 

Ambiente

Para una perfecta conservación de las botellas, se deben conocer las características del vino: la uva con la que se elaboró, su grado de alcohol, el lugar de origen, la madera de la barrica, (entre otras cosas).

Para los vinos tintos, la temperatura ideal oscila entre los 15 º y 18 º C; En el caso del vino blanco, debería ser entre 5 º y 10 º C.

Tampoco hay que ignorar la humedad. En ambientes secos o muy húmedos, los corchos de las botellas pueden echarse a perder y el vino puede arruinarse. Lo ideal para una cava es que tenga una humedad del 70 % para que los corchos no se pudran.

Una solución moderna para este tema son las cavas climatizadas: almacenes termoeléctricos con enfriamiento ilimitado. Un modelo pequeño puede guardar hasta 21 botellas de vino.

 

Iluminación

iluminación cava de vino

La cantidad e intensidad de la luz es un tema muy importante a la hora de diseñar una cava, porque el exceso de calor puede perjudicar al vino. Usa luces LED, de color ámbar; no alteran las características del vino y reducen la cantidad de calor generado en la cava.  

 

Colección

Combinación de vinos para la cava. Una buena cava, debe tener distintas categorías de vinos: tintos, blancos, rosados, secos, semisecos, espumosos, fortificados, jóvenes, etc. Según las botellas que se tengan en la cava, su almacenaje será el siguiente:

  • De consumo: Los que ya están listos para beberse. Son los vinos que más deberías guardar en la cava.  Lo ideal es comprar de distintas regiones y diferentes uvas, y consumirlos antes de un año.

 

  • De almacenaje: Los que no han llegado a su plenitud y necesitan añejarse –hay cosechas que necesitan hasta 5 años para llegar a su punto ideal–. Son vinos más caros, perfectos para coleccionistas, catadores o amantes del vino. 

 

  • Fortificados: Son los vinos como el Oporto o el Jerez, a los que se les agregó un destilado de vino. La botella no se tiene que terminar después de abrirla, y son imprescindibles como digestivos. 

 

Una cava sencilla podía tener 22 vinos. Si esa cantidad es el 100 %, entonces puedes segmentar tus vinos de la siguiente manera: 

  • Tintos – 55 % en 11 variedades.
  • Blancos – 20 % en 4 variedades.
  • Rosados – 10 % en 2 variedades.
  • Espumosos – 10 % en 3 variedades.
  • Fortificados – 5 % en 2 variedades.

 

Si tienes el espacio, y la quieres, tu cava sólo necesita el espacio adecuado y las necesidades que te acabamos de comentar: orientación, distribución, temperatura, etcétera. Eso es todo lo que necesitas para que disfrutes 6,100 años de historia, en tu desarrollo Tierra y Armonía.

Dejanos tu opinion
comentarios (0)