Menu Blog
  • 27 Sep 2019
  • 79
Dale a tu familia tranquilidad haciendo tu testamento

Estamos por terminar el mes, y septiembre, además de ser el mes patrio, también es el mes del testamento. Para que tu familia esté tranquila y asegures su patrimonio, te compartimos algunas razones para hacer tu testamento.

1) Ahorro económico para tus herederos o legatarios

El testamento facilita el proceso de sucesión, pues para disponer de los bienes en caso de no existir un testamento se deberá tramitar la sucesión a través de un proceso judicial en el que el juez determinará quienes son los herederos y en qué porcentaje recibirán los bienes. 

 

2) Brinda protección a tus hijos

El testamento es el medio más apropiado por el cual los padres pueden designar un tutor para sus hijos, en caso de que ambos padres mueran, que tenga el cuidado y resguardo de su persona y bienes. 

 

3) Da tranquilidad a tu familia

Un testamento no necesariamente significa que alguien va a morir, más bien es un acto de responsabilidad para mantener la armonía y seguridad de la familia, además de evitar posibles conflictos legales a tu muerte. 

Nadie puede otorgar un testamento en tu nombre y no podrás hacerlo después, si por enfermedad o accidente pierdes tus facultades mentales o conciencia. El propio testador, en pleno uso de su capacidad, conciencia y libertad, nombra a las personas a quienes desea transmitir todos sus bienes y derechos para después de su muerte. 

 

4) Una propiedad intestada pierde valor 

Una propiedad sin testamento deriva en problemas con sus futuras transacciones de compraventa o sucesión de derechos de propiedad, expresa Leonardo González, analista de Real Estate de Propiedades.com

Además, las operaciones se hacen más lentas, adicionan costos por trámites o juicios de sucesión y obliga a revisar sus precios de salida a la baja, debido a que el inmueble no es apto para ser adquirido por alguna persona interesada. 

 

5) Facilidad en los trámites

El testamento es necesario para facilitar los procesos legales cuando los padres llegan a faltar. Los juicios sucesorios intestamentarios suelen ser más costosos y toman mucho más tiempo que el hacer un testamento en vida.  

 

6) Adaptabilidad a las circunstancias

Es posible modificar tu testamento dependiendo tus necesidades. Lo más recomendable es hacer un testamento al iniciar la vida profesional, y después hacer ajustes al momento de tener hijos y/o divorciarse. 

 

Ahora no pierdas tiempo y protege a tu familia haciendo tu testamento, para que puedas darles el patrimonio que se merecen y tengan su futuro asegurado. En Tierra y Armonía queremos que tú y los tuyos tengan un futuro mejor, asegurando el patrimonio y tranquilidad para los que más quieres. 

 

Con apoyo de Forbes, Entrepreneur & Vivus

Dejanos tu opinion
comentarios (0)