Menu Blog
  • 15 Feb 2018
  • 67
Cómo escoger los colores para pintar la fachada de tu casa

La fachada es la carta de presentación de cualquier casa y dice mucho de su interior y de los que viven en ella. Refleja mucho acerca de la familia quien habita en ella. Por eso, es importante mantener bien esta parte de la vivienda, cuidando de los elementos ornamentales, aspectos arquitectónicos, materiales, vegetación y, por supuesto, los colores. 

Cuando vas a elegir el color para la fachada, es importante tomar en cuenta el entorno. También hay que pensar en factores como la luz, el contraste, la textura de la superficie, el tamaño del área pintado, y la distancia y dirección desde la que se observa. Además, es importante fijarse en el color del tejado o parámetros exteriores y comprobar que no hay restricciones de gamas de colores en tu barrio o municipio. 

  • Colores neutros

No hay color ideal para la facahada de una casa, sin embargo las tonalidades más utilizadas son las neutras, especialmente el blanco. Éste repele los rayos del sol, haciendo que las paredes no calienten demasiado.

En cambio, otros colores neutros como los grises o el negro no se utilizan para pintar frentes, aunque sí pueden verse grises medios y suaves en construcciones modernas.

 

  • Colores naturales y apagados

También son recomendables los colores naturales como el beige y todas las tonalidades de marrones o colores tierra. Este tipo de colores suelen ser muy relajantes a la vista, lo cual hace que la vivienda en el hogar también sea más amena.

Además, se suelen escoger tonalidades poco saturadas o apagadas que generalmente se combinan con blanco o con un tono más suave y oscuro de la misma gama.

 

  • Pintar la fachada de una casa con colores vivos

Sin embargo, los colores vivos como el rojo o el fucsia no suelen ser una buena alternativa para pintar paredes, ya que pueden cansar rápido y lucir demasiado estridentes debido a que la luz natural realza el color y lo destaca en su entorno, donde generalmente los colores son neutros y apagados.

Además, de que un color tan llamativo puede alterar nuestro estado emocional, e incluso llegar a ponernos nerviosos con el paso del tiempo.

 

  • Pintar la fachada de una casa combinando colores

Otra buena opción es pintar la fachada de una casa combinando colores. A continuación, te dejamos algunas ideas para combinar colores en la fachada del hogar:

  • Blanco y beige/marrón: Si no queremos resaltar demasiado y que nuestra casa tenga un aspecto tranquilo y natural, la combinación del blanco con el beige o el marrón puede ser una buena idea. El tono del marrón, eso sí, no se recomienda muy oscuro.

 

  • Blanco y gris perla: Una combinación semejante a la anterior. Esta combinación permite darle un toque de elegancia a nuestro hogar. Eso sí, lo mejor es que el blanco esté en las zonas donde más le dé el sol.

 

  • Blanco y rojo: Si lo que buscas es  que la fachada de la casa tenga algún tono llamativo, lo más recomendable es combinarlo con el blanco. Al igual que para pintar el interior del hogar, se aconseja escoger solo una o dos partes de la fachada (de preferencia, pequeñas) para pintar con un color llamativo como el rojo.

 

  • Blanco y azul: Si quieres combinar el blanco con un color atractivo, pero sin ser demasiado chillón, podemos decantarnos por un azul. Del mismo modo que con el rojo, aconsejamos sólo pintar una o dos zonas de la fachada con dicho color.

 

Vía hogar.uncomo.com

Dejanos tu opinion
comentarios (0)
Cerrar