Menu Blog
  • 08 May 2020
  • 77
Burnout en estos tiempos: Cuidado con la desesperación

Durante este tiempo, las empresas cambian mucho: algunas han tenido que cerrar y buscar nuevas maneras de trabajar; sólo algunas han podido seguir con sus actividades. Pero es probable que con ello se incremente el trabajo y pueda ser algo difícil para las personas y llegar al burnout. Conoce más acerca del término y cómo evitarlo. 

¿Qué es el burnout?

El burnout laboral, también denominado síndrome del quemado o síndrome de quemarse en el trabajo, es un trastorno emocional vinculado con el ámbito laboral; el estrés causado por el trabajo y el estilo de vida del empleado. 

El síndrome de burnout suele presentarse en las personas que han elegido su oficio de manera vacacional; por lo general enfermería, medicina y profesorado. Aunque al principio las manifestaciones y el malestar sólo se extienden a la vida laboral, también llega a afectar la vida social y familiar de quien lo padece. 

 

Causas

El principal detonante de este síndrome es el entorno laboral y las condiciones de trabajo. Los principales elementos que lo provocan son los altos niveles de estrés, la carga de trabajo excesiva, poca autonomía, las malas relaciones en el trabajo y la ausencia de apoyo en el entorno; además de la falta de formación para desempeñar las tareas, entre otros factores. Las causas suelen ser exigencias excesivas que originan tensiones. 

Pero además, también existen otros factores de riesgo que pueden provocar el burnout:

Organización 

El exceso de burocratización sin apoyo específico, la falta de tiempo para organizar las tareas (la persona nunca sale a su hora y debe llevarse trabajo a casa). También el no contemplar las sustituciones por bajas temporales pueden elevar los niveles de estrés.

 

Expectativas interpersonales 

Todos los trabajadores tienen expectativas respecto a su actividad laboral, y en ocasiones no se ajustan a la realidad cotidiana y provocan que la adaptación a esa realidad se vuelva lenta. Cuando las expectativas son muy altas y no se cumplen, se pueden desarrollar síntomas como ansiedad, apatía o tristeza.

 

Cualidades personales

Existen algunas cualidades y rasgos personales que si una persona lo tiene, indica que es más propenso a tener este síndrome. Por ejemplo, las personas conformistas, inseguras y dependientes tienen más posibilidad de sufrir depresión y ansiedad cuando se enfrentan a situaciones estresantes. 

 

Síntomas

Las personas con este síndrome presentan varios síntomas, pero los tres principales son: 

  • Agotamiento emocional: Un desgaste profesional lleva a la persona a un agotamiento psíquico y fisiológico. El agotamiento emocional se produce al tener que realizar algunas funciones laborales diaria y permanentemente con personas. 

 

  • Despersonalización: Se manifiesta en actitudes negativas relacionadas con los usuarios/clientes, se incrementa la irritabilidad y pérdida de motivación. Por el endurecimiento de las relaciones puede llegar a la deshumanización en el trato.

 

  • Falta de realización personal:  Hay una disminución de la autoestima personal, frustración de expectativas y manifestaciones de estrés a nivel fisiológico, cognitivo y comportamiento. 

 

¿Cómo evitarlo?

La salud y calidad de vida de los trabajadores repercute en la competitividad y eficacia de las empresas. Por lo tanto, la mala salud o calidad de vida en el trabajo afectan negativamente a la organización por medio del absentismo y la disminución de la producción y de la calidad. Para evitar que haya este problema en la empresa, algunas ideas para evitarlo son: 

  • Administrar los factores estresantes que contribuyen al agotamiento del trabajo. Una vez identificados los factores que provocan el Burnout, se puede hacer un plan para resolver los problemas.  

 

  • Evaluar las opciones. Se deben discutir las preocupaciones específicas con el supervisor. Una opción puede ser trabajar juntos para cambiar las expectativas o llegar a compromisos y soluciones.

 

  • Mejorar la actitud.  Considerar las formas de mejorar la perspectiva, volver a descubrir los aspectos agradables del puesto. También buscas la forma de establecer relaciones positivas con los compañeros para logar mejores resultados. Y no olvidarse de tomar descansos cortos durante el día, pasar tiempo fuera de la oficina y hacer cosas que nos gustan. 

 

  • Buscar apoyo. Buscar ayuda con los compañeros de trabajo, amigos, seres queridos u otras personas. El apoyo y la colaboración pueden ayudar a lidiar con el estrés laboral y la sensación de agotamiento. 

 

  • Evaluar los intereses, habilidades y pasiones. Una evaluación honesta puede ayudar a decidir si hay que considerar un trabajo alternativo, como uno menos exigente o que se ajuste mejor a los intereses y valores fundamentales de la persona. 

 

  • Hacer ejercicio. La actividad física regular como caminar o andar en bicicleta puede ayudar a lidiar mejor con el estrés, así como desconectar fuera del trabajo y dedicarnos a otra cosa. 

 

Ahora que sabemos más sobre este síndrome, hay que tener cuidado y prestar a tención a los síntomas para buscar alternativas que nos ayuden a que nuestro trabajo sea más placentero y hacer lo que nos gusta, sobre todo en estos momentos complicados. En Tierra y Armonía queremos ayudarte a que trabajes mejor y puedas ser más feliz cada día. 

Dejanos tu opinion
comentarios (0)